Contacto

Llámanos o envíanos un mensaje llenando los campos del formulario y te contactaremos a la brevedad, estamos listos para ayudarte.

MEXFUM

QUERÉTARO

}

Atención los 365 días del año

Envíanos un mensaje

Aviso de Privacidad

¿Por qué contratar una empresa de control de plagas?

Por ser un servicio especializado usted debe buscar una empresa con personal capacitado para hacerlo. Algunas personas consideran que realizar por su propia cuenta el control de roedores o insectos es tarea fácil y económica pero le aseguramos que terminará gastando más dinero, perdiendo tiempo y poniendo en peligro su salud, al usar productos sin la formulación correcta.

¿Por qué no puedo controlar insectos usando los productos de venta libre?

En general, los plaguicidas de venta libre son formulados con una dosificación de activos mucho menor a la que poseen los productos profesionales. Esto no significa que no sean eficaces, pero su poder está limitado a problemas puntuales. Por otra parte considere el peligro de manipular y aplicar un producto sin conocimiento. En otros casos, optamos por la receta de la “abuelita” que conseguimos en tlapalerías y ferreterías, pero estos productos además de que no traen etiqueta, son lo suficientemente tóxicos para provocar la muerte por ingesta accidental a perros, gatos o inclusive a un menor de edad.

¿Cómo elegir a la empresa de Control de Plagas?
  • Que sea una empresa legalmente establecida ante hacienda, que tenga registro patronal ante el IMSS.
  • Que cuente con Licencia Sanitaria otorgada por la Secretaria de Salud. – Que la etiqueta del producto indique que es de uso urbano.
  • Que el técnico le explique la metodología.
  • Que le expida un reporte de servicio con número de licencia Sanitaria explicando qué químicos aplicó, indicaciones y sugerencias.
¿Qué debe incluir el reporte de servicio?

Se deberá entregar al responsable de mantenimiento un certificado que contendrá los siguientes datos: folio, nombre o razón social, domicilio y número de licencia sanitaria del establecimiento; nombre o razón social y domicilio del usuario del servicio, nombre y firma del responsable técnico o personal controlador de plagas o el propietario del establecimiento que realice el servicio y número telefónico de la empresa. Además especificar tipo de servicio (casa habitación, comercial, industrial, de servicio u oficinas), método de control empleado, plaguicida y/o desinfectante aplicado, dosis y cantidades de plaguicida y/o desinfectante utilizados, lugar y sitios tratados, precauciones y recomendaciones de seguridad, antes, durante y posterior a la aplicación, al usuario, plagas a controlar, para el caso de uso de plaguicidas, croquis de localización de las trampas, cebos u otros aditamentos instalados.

¿Los productos que se aplican causan algún daño a los seres humanos?

NO, los productos que aplicamos son de uso urbano, de baja toxicidad, biodegradables y de primera calidad. Elaborados por los más prestigiados laboratorios a nivel mundial y enfocados a la plaga objetivo. No irritan, no huelen y no ensucian.

¿Con qué frecuencia debo fumigar?

El factor más importante para evitar la reincidencia de la plaga es la prevención. Para ello es necesario mantener una periodicidad en los tratamientos, ya que los plaguicidas tienen una acción residual limitada.

Un tratamiento preventivo en el hogar logra mantener las plagas fuera evitando la reproducción por lo que Mexicana de fumigaciones le ofrecerá un programa de servicios consistente, con una frecuencia que cubra sus necesidades.

Considere que las frecuencias habituales, dependiendo el tipo de usuario, son las que siguen:

Los tratamientos domésticos comprenden un servicio de ataque inicial y otro a los 30 días; habiendo controlado la plaga, se recomienda un servicio preventivo cada 90 días, dependiendo de las características del lugar a tratar como el medio que los rodea por ejemplo, almacenes, restaurantes, hoteles, Industrias, Terrenos baldíos, etc.

En el caso de infestación de Cucaracha Alemana (La cucaracha pequeña) normalmente el tratamiento consta de 3 aplicaciones, en la primera se ataca a la población adulta, quedando las ootecas que contienen la nueva generación, la segunda aplicación se realiza en 15 días calculando que las ninfas ya nacieron y si hay reincidencia la tercera a los 15 días.

Los tratamientos de desratización comprenden una campaña intensiva inicial cuyo número de servicios dependerá del tipo de Roedor a tratar, su desarrollo, las características del área contaminada y otros factores críticos. Normalmente una campaña dura entre 30 y 90 días, según la gravedad de la infestación. Posteriormente y habiendo recuperado el control sanitario, se recomienda efectuar un tratamiento preventivo que comprenda entre uno y dos operativos mensuales de monitoreo.

Los servicios corporativos (empresas, industrias, comercial) requieren una frecuencia no mayor a 30 días por la entrada y salida de mercancías.